Lo veo lo leo y me lo creo

Si ves esta imagen por todas partes, entonces conseguiste dañar tu vista. Hay 3 señales de alerta

Estuviste en un lugar donde se podía ver el eclipse total de sol parcial, total o no podías ver nada, pero quisiste mirar el sol, de todas maneras, para ver si notabas un cambio. Escuchaste repetidas veces que no se podía mirar el sol sin gafas protectoras, pero tu ansiedad fue mayor, así que enloqueciste al ver que te estabas perdiendo de algo y miraste directamente al sol.

Ahora no puedes vivir con la duda y te preguntas si en esos segundos lograste dañar tu vista y quién sabe si cuando menos lo esperes, despertarás y serás ciego.

Si logras leer esto sin problemas, puedes estar tranquilo, no es grave. Pero a la vez, debes estar atento a estos síntomas y JAMÁS VOLVER A MIRAR EL SOL SIN PROTECCIÓN. Donald Trump se puede transplantar los ojos si quiere, pero tú no.

1. Ardor y sensación constante de ver un punto negro 

Si miras directo al sol, puedes dañar una parte de la retina – que es responsable del centro de tu visión – causando una condición llamada retinopatía solar. Esta es como una quemadura de sol en la retina y puede causar que el centro de tu visión se convierta en un punto gris o negro. No es que estés listo para la ceguera, ya que hay otras partes del ojo responsables de la visión, pero sí debes visitar URGENTEMENTE al oftalmólogo.

Macular Disease Foundation Australia

2. Distorsión de la visión: borrosa, colores extraños, flash de imágenes

Los principales signos de daño de la retina son las alteraciones visuales, como la borrosidad, disminución de la visión en el centro, distorsión de color, imágenes posteriores, puntos ciegos y pérdida de la visión. Los daños a la retina ocular no siempre están asociados al dolor según dicen los expertos, por lo que debes estar atento a estas señales. 

Si ves las cosas demasiado oscuras, no logras ver bien los colores o estos se ven distintos, ves los contornos de imágenes anteriormente vistas cuando desvias la mirada, es porque DEBES visitas al oftalmólogo. En casos graves, podrías presentar pérdida de visión en uno o ambas ojos.


3. Dolor de cabeza persistente

Tal vez no existan signos a nivel visual de que cometiste un gran error, pero si tienes un dolor de cabeza que no logra disminuir, debes preocuparte. Es normal que luego de ver un eclipse, incluso con protección, la cabeza pueda doler un poco. Pero si esta molestia es continua es mejor que visites a un oftalmólogo para estar seguro.


Los signos de daño de la retina pueden tardar horas o incluso días en aparecer. A menudo, el daño es permanente, pero a veces puede mejorar con el tiempo. Esto dependerá de cuánto tiempo miraste fijamente el sol y tu propia salud visual.

Dependiendo del tipo de daño y la gravedad, un médico puede ser capaz de ayudarte con la prescripción de antiinflamatorios y esteroides para reducir la hinchazón provocada por problemas temporales de visión.  Si el daño es más leve y la retina no ha cicatrizado aún, el médico también podrá ayudarte. Sólo haz caso esta vez y si ves síntomas ¡Corre al oftalmólogo!

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.