Lo veo lo leo y me lo creo

Si ya crees que Mon Laferte es lo mejor del mundo, espera a conocer su etapa pasada…como metalera

No hay muchos cuestionamientos al talento que tiene la chilena Mon Laferte para crear e interpretar música. Esta cantante, de voz potente, afinada y desgarradora, tiene 34 años, más de 30 tatuajes, 14 años de carrera musical, cinco discos de estudio como solista y, recientemente, ganó su primer Grammy Latino en la categoría de Mejor Canción Alternativa, con “Amárrame”, que canta a dúo con el colombiano Juanes.

Sigamos con los datos para probar el punto: su último disco, llamado “La Trenza“, debutó en abril de 2017 en el número 1 de los rankings mexicanos, y en poco tiempo alcanzó dobles discos de oro y platino tanto en México como en Chile —su país natal—, Colombia y Perú, entre otros.

Y lo mejor de todo este cuento de hadas que es la vida de Mon, es que nadie le entregó nada en bandeja. Ella misma fue construyendo su carrera, e hizo todo lo que estaba a su alcance para llegar al sitio de privilegio en que está hoy. Incluso, pasando por géneros musicales que ni siquiera pensábamos que le gustaban.

Luego de su paso por el reality show chileno de talentos “Rojo: Fama Contrafama” en 2003, donde se llevó el segundo lugar de la competencia en su generación, Laferte se instaló en México para empaparse de la escena musical local, que siempre ha sido terreno fértil para los chilenos: es cosa de ver a Los Bunkers o La Ley, dos bandas icónicas que triunfaron en suelo azteca.

Luego de lanzar “Desechable”, su primer disco bajo el nombre de Mon Laferte en 2011, la chilena decide dar un paso bastante interesante en su carrera y acepta ser vocalista de Mystica Girls, una banda femenina de heavy metal. Sí, heavy metal: los cuernos del diablo, color negro, guitarras distorsionadas y moshpits enormes.

Mystica Girls en el video de The Conquest. Mon Laferte es la tercera de izquierda a derecha. (YouTube)

En febrero de 2012 se unió a estas chicas para comenzar un proyecto muy particular, que se materializó en un disco dos años después. Gates of Hell es el nombre del álbum, que tuvo a Mon cantando en la faceta musical que menos le conocemos. Así sonaba:

Personalmente, creo que logró adaptarse bastante bien. Aunque la música tan pesada no acompaña tanto su voz, logra hacer que la canción sea bastante interesante. Y claro, el video mismo es un espectáculo aparte.

Aparte, también podríamos decir que esta fue una buena etapa para Mon en lo personal, porque paralelamente a su carrera con Mystica Girls, comenzó a escribir su disco solista “Mon Laferte Vol.1”, el álbum que la llevaría a dar el salto definitivo a la fama.

Radio Futuro

Y bueno, el resto de la historia ya es bastante conocida.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.