Lo veo lo leo y me lo creo

Sin saberlo compró mueble que escondía un secreto. Una a una fueron saliendo hermosas cartas de amor

Siempre es interesante adquirir antiguedades y cosas viejas. Uno suele imaginarse la historia detrás de ellas, quién fue dueño o por qué razón lo habrá tenido. Pero suele quedar todo en la imaginación y nunca logramos confirmarlo.

Sin embargo, cuando Mary Gorman compró su viejo tocador, jamás imaginó lo que descubriría dentro de él.

Youtube

Uno a uno fue sacando los cajones para limpiarlos. Y aunque debido a las décadas de antigüedad de su mueble ella esperaba encontrar sólo polvo, en cuestión de minutos tenía las manos llenas de cartas. Sí, cartas y cartas escritas hace más de 50 años. 

Youtube

Resulta que tras quitar uno de los cajones, Mary tocó lo que parecía ser un compartimento secreto. Al explorarlo un poco más, notó que había en él pedazos de papel puestos ahí de forma intencional.

Los fue quitando y poco a poco notó que no eran papeles comunes, sino cartas de amor escondidas en su viejo mueble.

Youtube

“Te envío una foto mía, te enviaré una mejor cuando comience la escuela”, decía una de las cartas.

La mujer sentía que había descubierto un tesoro. Ver todo el amor que sentía aquella joven era emocionante, sobre todo si pensaba en todo el tiempo que había pasado y que hoy sería una anciana mucho mayor que ella.

105.7 News

“He estado en el campamento de niñas scout, hacía mucho calor y los insectos eran horrendos”, decía otra de las cartas que pudo descifrar Mary. Y aunque muchos de escritos hablaban de cosas cotidianas como esta, una carta en específico llamó su atención.

Era el papel más gastado, por lo que la mujer cree que era el más leído. Era una declaración profunda de amor, pero su deterioro no le permitía saber los nombres ni muchos más detalles sobre los enamorados.

Sin embargo, con todo eso Mary tenía preguntas. “¿Se habrán casado? ¿Se habrán vuelto a encontrar? ¿Por qué escondían las cartas?”, se cuestionaba la mujer.

105.7 News

Luego de que la historia del mueble de Mary se hiciera conocida, el sitio de noticias 105.7 News realizó una investigación al respecto y logró descubrir más detalles de esta historia de amor. 

La autora de las cartas era una niña de 12 años llamada Jayne Stephens. Ella vivía en Indiana y dirigía sus escritos a Denver Clifton, un joven de 18 años de Tennessee.

“Denver nació en 1945 y lamentablemente falleció en 2005 por causas naturales. Vivía en el condado de Jefferson, Tennessee, en el momento de su muerte. Denver era un veterano del ejército. Se casó con su primera esposa en 1983. Irónicamente, la búsqueda de Clifton reveló que se casó con su segunda esposa en 1996 en el condado de Cumberland, Tennessee “, relata el sitio de noticias.

Según la investigación, Jayne todavía vive en Indiana. Sin embargo, aun algunas de las preguntas de Mary permanecen sin respuesta.

¿Se habrán vuelto a ver alguna vez?

Aunque todos esperamos que sí, no podemos confirmarlo. Lo único que sabemos con certeza es que la mujer compró un mueble que, más allá de su uso, le trajo una emocionante historia de amor digna de ser contada.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.