Lo veo lo leo y me lo creo

Su hija se atragantó y se puso azul en segundos. “Mi bebé va a morir”, fue lo único que pudo pensar

Tener hijos sin duda es una responsabilidad enorme. Cuando son bebés dependen absolutamente de otra persona, así que hay que estar pendientes de todo lo que hacen para no correr algún riesgo innecesario. A veces algunos descuidos pueden terminar en horribles tragedias, tal como sucedió con esta madre y su hija.

Kahla Hilton es una madre que tiene claro cómo es cuidar a un bebé. Crió a dos niños que ya son adolescentes y jamás corrió algún tipo de riesgo con ellos, porque siempre estuvo atenta a cada una de las cosas que hacían o manipulaban.

Sin embargo, ahora que nació Lukah, su pequeña bebé, se dio cuenta de que nadie está libre del peligro.

“No iba a publicar sobre esto, pero como madre, tía y amiga de muchas personas con niños, sentí que tenía una obligación” comenzó diciendo en su cuenta de Facebook, adelantando lo que fue su peor pesadilla que, aunque fueron segundos, sintió que duró años.

Facebook @Kahla Hilton

Resulta que, según sus palabras, había ido a almorzar con una amiga y mientras conversaban de la vida, tenía a su hija a su lado, instalada en la silla de paseo. En uno de los momentos en que la miró, se dio cuenta de que tenía algo en la boca y en una fracción de segundo supo que era una bolita del mordedor que solía tener amarrado al coche para que ella mordiera cuando le incomodaran los dientes.

“Rápidamente puse mi dedo en el costado de su boca y saqué la bola, y luego vi que tenía otra, a mitad de camino de su garganta. Empecé a entrar en pánico, ella se estaba ahogando, y me congelé“.

Cuando la bebé pasó del rosa, al rojo y al azul, la madre se desesperó y comenzó a gritar para que alguien la ayudara. Algunos intentaron socorrer a la niña, el dueño del café llamó a los servicios de emergencia mientras ella no podía controlar su angustia y no paraba de gritar “como una loca”. “Mi bebé iba a morir, eso era todo en lo que podía pensar” escribió.

Facebook @Kahla Hilton

Y tras, evidentemente llamar la atención de toda la gente que paseaba por el centro comercial, un hombre corrió desde el estacionamiento, saltó por una ventana abierta, tomó a Lukah y le dio golpes en la espalda… Todo en menos de la mitad de un segundo.

“Era un ex militar y salvó la vida de mi bebé. Le debo todo”, dijo.

Tras pasar el resto del día en el hospital, tomándole radiografías y otros chequeos más que determinaron que la bebé estaba a salvo y saludable, la madre decidió advertir a otros padres sobre las cuerdas que traen bolitas para que los niños muerdan cuando les están saliendo los dientes, pues después de esa terrible experiencia, no quiere que a nadie más le suceda.

“Si alguna vez han comprado uno de estos productos, notarán que todos mencionan los procedimientos de seguridad por los que han sido probados, pero al final esa información está allí para hacer que los padres se sientan cómodos, pero si siguen leyendo, se darán cuenta que en la mayoría también aparece que no se tomará ninguna responsabilidad en caso de lesión o muerte” escribió para que otros lo tengan en cuenta.

Facebook @Kahla Hilton

Además, se adelantó a todos los que quisieran juzgarla por despreocupada y dijo que ha criado a 2 adolescentes sin incidentes y que realmente es una madre preocupada y atenta. Es más, semanas antes de la pesadilla, había hecho un curso de primeros auxilios en caso de suceder algo, pero que no sirvió para nada en el momento en que su hija se ahogaba.

Finalmente terminó diciendo que “No puedo obligar a la gente a dejar de comprar estos productos, y esa no es mi intención. Si encuentran una empresa que sigue los estándares de seguridad y se sienten cómodos comprándolos, esa es la opción de cada padre. He compartido mi historia para que mi conciencia quede limpia si alguien se ve afectado negativamente por uno de estos productos“.

Desde ahora, de seguro pondrá más atención en los artículos que pueden parecer seguros pero ser un verdadero riesgo para su bebé.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.