Lo veo lo leo y me lo creo

Su paracaídas falló al saltar del avión. Cayó a 130 km/h, pero las hormigas la salvaron de la muerte

Joan Murray es una mujer que arriesgó su vida por completo en 1999. Quería obtener su licencia de paracaidismo y para ello, debía practicar sus lanzamientos. Cuando creyó que ya tenía experiencia suficiente, se tiró del avión a 4 mil quinientos metros de altura, pero un problema en su paracaídas hizo que se estrellara a 130 kilómetros por hora.

Joan Murray solía practicar paracaidismo. Como ya se había lanzado unas 30 veces, decidió que era hora de obtener una licencia para que dejara de ser solo un pasatiempo.

El 25 de septiembre daría la prueba, y a 130 kilómetros por hora en caída libre, parecía ser un salto más destinado al éxito. Sin embargo, no fue así.

PBS

Cuando Murray jaló la cuerda para desplegar el paracaídas, no funcionó. Lo siguió intentando, pero avanzaba veloz directo al suelo y le costaba calmarse. Rápidamente pensó en un plan b y quiso accionar el paracaídas de emergencia, que abrió, pero no por completo debido a sus movimientos nerviosos.

Joan se estrelló fuertemente, pero la mala suerte no había terminado allí: el lugar donde cayó tenía más de 250 mil hormigas coloradas.

Ya no sólo tenía que lidiar con sus huesos rotos, sino que además debía soportar las dolorosas picaduras de los insectos que no la dejaban tranquila. Su cuerpo se llenó de grandes ampollas, pero por suerte no era alérgica… De ser así, seguramente hubiese muerto a causa de ello.

Pixabay / Gizmodo

Los paramédicos llegaron rápidamente a rescatarla y la trasladaron al hospital aún con vida. Nadie se explicaba cómo había sobrevivido.

Tal vez era un milagro… Al menos eso se pensaba.

Pero todo tiene una explicación. Las picaduras de las hormigas provocaron una reacción química muy similar a la de una descarga de adrenalina, que fue lo suficientemente potente como para estimular los latidos de su corazón y el sistema nervioso. 

Pixabay

Así que finalmente fue eso lo que mantuvo funcionando todos sus órganos, hasta que los paramédicos llegaron.

Aunque Murray se mantuvo en coma por dos semanas, logró recuperarse por completo.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.