Lo veo lo leo y me lo creo

Sus enormes pechos no han parado de crecer durante 15 años. Pronto ya no podrá soportar el peso

La mayoría de las mujeres, sobre todo las más jóvenes sueñan con un busto prominente, incluso se someten a dolorosas cirugías para aumentar el tamaño de su copa. Pero también existe el otro extremo, algunas mujeres que tienen los pechos grandes naturalmente desearían tenerlos más pequeños.

Ese es el caso Sheridan Larkman, una chica australiana de 23 años y madre de dos hijos, quien asegura que desde los ocho años su busto no ha parado de crecer.

GoFundMe

A la edad de 10 años usaba copa D, trece años después se encuentra en la talla 34K. Para Sheridan el gran tamaño de su busto ha sido un tema complicado desde niña.

Desde muy joven ha tenido que lidiar con crueles e inapropiados comentarios, eso sumado a los problemas médicos que ha sufrido como fuertes dolores de espalda y hombros.

Una de las cosas que más la aquejan es la posibilidad de que sigan creciendo, de ser ese el caso, los problemas que ha sufrido podrían incrementarse.

La mujer dice que visitó a un doctor cuando tenía 16 años, en ese entonces ya estaba en copa HH, el médico le aseguró que sus pechos crecerían a lo más una copa más, pero al contrario de la predicción del especialista, su desarrollo no paró.

GoFundMe

En una entrevista con el medio local, News.co.au, dijo: “han estado creciendo durante toda mi vida, ¿irán a parar ahora?”, agregando que desde temprana edad ha recibido mensajes de desconocidos pidiéndoles fotos desnuda.

Pero ella dice que no es de ese tipo y que como es madre de dos hijos, jamás se arriesgaría a mostrar más de la cuenta.

“A veces no se puede evitar eso. Mis hijos están expuestos a eso todo el tiempo, podrían pensar que es normal que los hombres les hablen así algún día”.

Sheridan Larkman, News.co.au.

Lamentablemente Sheridan no tiene el dinero suficiente para someterse a un operación para reducir su copa y ese es su mayor sueño, para poder lograrlo decidió pedir ayuda a desconocidos a través de una cuenta en GoFundMe, espera poder reunir USd $10 mil para costear los gastos médicos.

“Por favor, ayúdenme a financiar una reducción mamaria para salvar mi salud y así poder disfrutar la vida más activamente con mis hijos y pasatiempos sin restricciones”, fue lo que escribió en la reseña.

La buena noticia es que hasta el momento lleva 2.000 dólares reunidos y cada vez está más cerca de su meta final.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.