Lo veo lo leo y me lo creo

Tenía hambre y se subió a un bote para pedir comida. No imaginó que le darían una gran cena

Los lobos marinos están llenos de sorpresas. A pesar de tener unos inocentes ojos, tiernas caritas y simpáticas formas de moverse bajo el mar, últimamente se han transformado en un peligro para quienes navegan, pues suelen mostrarse bastante agresivos por invadir su hábitat.

Sin embargo, no todos son iguales… al menos así lo pudo comprobar este grupo de amigos.

Resulta que los chicos estaban paseando por el mar cuando de pronto vieron que un lobo marino nadaba hacia el bote y quería alcanzarlos a como de lugar.

Unilad

Si bien en un principio sintieron algo de susto, luego vieron que el animal no tenía ninguna mala intención con ellos, y solo quería acercarse… aunque de forma bastante interesada, pues había olido que llevaban pescado en el bote y quería intentar conmoverlos para ver si le lanzaban alguno.

Pero para su fortuna, se encontró con unas personas bastante solidarias, que consideraron al mamífero como adorable y lo alimentaron varias veces. Lanzaban el pescado al aire y el lobo lo alcanzaba con su hocico.

Unilad

Y así se mantuvo por al menos 30 segundos, dándose una verdadera merienda con el pescado de los chicos, que luego de ver tan sorprendente escena, comenzaron a grabar la gracia del animal, que pedía bocados sin parar. Incluso en un momento en que comía feliz, otro lobo se acercó para ver qué ocurría e intentar recibir su parte… sin embargo no alcanzó a llegar.

Unilad

Finalmente, con el estómago repleto, el lobo marino se alejó muy agradecido por tan exquisito y fácil almuerzo.

Mira aquí las imágenes:

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.