Lo veo lo leo y me lo creo

Todas somos Jane Fonda después de una noche de fiesta. Usa un vestido glamoroso, pero cara de resaca

Todas las mujeres conocemos muy bien esta situación: Salir de fiesta y arreglarse muchísimo para lucir increíbles esa noche. Un lindo peinado, maquillaje impecable, un outfit despampanante. Todas somos hermosas, pero este es simplemente un gusto que nos damos cuando tenemos una noche especial. Y todo funciona de maravilla durante la celebración, logramos nuestro objetivo.

Sin embargo, el día siguiente es simplemente aterrador: el peinado ya no existe, nos duelen los pies -ya sea por los tacones altos, bailar mucho o estar mucho rato paradas- el vestido ya está todo desparramado, el maquillaje corrido. Simplemente somos un desastre.

Si, todas hemos pasado por aquello alguna vez. Y aunque no lo creas, las famosas también.

Jane Fonda nos hizo saber que ella es una de las nuestras, con una divertida publicación en su cuenta de Instagram. Es que Jane Fonda es simplemente la reina, y por cosas como esta es que la amamos tanto.

AP

Un día publicó está despampanante fotografía de ella en la gala del Museo de Arte Moderno de Los Ángeles:

Instagram/janefondaofficial

Bastante hermosa, como toda una celebridad usando un elegante vestido negro con escote halter, encajes, transparencias y hombros descubiertos.

Pero al día siguiente nos mostró su realidad (¡y la de todas!):

Aquí estoy yo a la mañana siguiente. No pude abrir la cremallera de mi vestido, así que dormí en él … nunca había deseado un marido en mi vida hasta ahora

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.