Lo veo lo leo y me lo creo

Travieso perro inundó su jardín jugando con un grifo. No supo controlar el colosal chorro de agua

Los animales son juguetones por naturaleza, sobre todo si son perros y bueno, bebés. En esa época de sus vidas les gusta hacer travesuras, mientras descubren el mundo, tal como lo hacen los seres humanos. Y de aquellas locuras pueden resultar grandes desastres. Basta con recordar nuestra infancia.

O también con ver esta divertida escena que involucra a un Husky Siberiano. Es tan tierna que de seguro olvidarás lo problemática que resulta.

Jukin Media

Al curioso cachorro lo dejaron solo en casa. Aparentemente sus dueños nunca pensaron en que podía causar un gran desastre. O quizás no de esta magnitud.

En una grabación compartida en internet, se ve cómo el Husky pasea por el patio trasero y de pronto desata toda su curiosidad: salta al techo de su casa intentando encontrar algo con que jugar. Mira, examina con calma hasta que un grifo cercano llama su atención. Lo investiga con determinación, lo mordisquea por unos segundos y se emociona cuando ve cómo el agua comienza a salir desde ahí. No es la gran cosa, es simplemente un poco de agua. El pasto lo agradeció.

Jukin Media

Pero cuando se inclina para beber más agua, sin saber como, lo apaga. El confundido perrito todavía está sediento -y más de diversión que de agua- así que salta nuevamente sobre el grifo, esta vez hasta la potencia máxima, dando paso a un chorro colosal.

Aquí la situación empieza a descontrolarse y el agua sale a chorros desesperados, inundando todo el jardín. ¡Creo que alguien será castigado! Pero bueno, al menos vemos al perro totalmente feliz y disfrutando de todo.

Jukin Media

¡Ay los niños!

Mira el video:

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.