Lo veo lo leo y me lo creo

Una inocente foto con sus 5 hijas en Facebook lo condenó. Se olía a podrido y por debajo lo estaba

Una adinerada familia de Manchester, compuesta por el empresario Sohan Malik, su esposa y 5 hijas, llevaba una vida con grandes lujos, como las que se ven en las películas y revistas, pero detrás de la gran fortuna que el padre fue acumulando se escondía una serie de crímenes.

Sin saberlo, su familia fue el detonante de su paso por prisión, todo por culpa de una tierna fotografía.

Sohan Malik/Cavendish Press

Malik se paseaba con ropa de diseñador por carísimos hoteles y restaurantes con su familia, mientras manejaba carísimos automóviles.

Pero detrás de toda esa supuesta fortuna se escondía un secreto que ni siquiera su familia conocía.

En realidad estaba muy endeudado y era el autor intelectual de una millonaria estafa con la que obtenía vehículos de lujo a precios rebajados.

Sohan Malik/Cavendish Press
Sohan Malik/Cavendish Press

El hombre utilizó información falsa de tres “agentes” para poner a su nombre millonarios carros deportivos robados o comprados ilegalmente, entre ellos un Audi RS4 avaluado en $80.000 dólares y un Nissan GTR Coupe de $96.000 dólares.

También estableció los detalles de pago a través de dos compañías con las que estuvo involucrado. Luego canceló los débitos directos y se fue con los vehículos, dejando atrás a los “agentes” que configuraron los pagos para llevar la “mercadería”.

Sohan Malik/Cavendish Press
Sohan Malik/Cavendish Press
Sohan Malik/Cavendish Press

El empresario fue arrestado después de que la policía descubriera sus turbios negocios. La pieza fundamental para lograr su detención fue Facebook, red social en la que le gustaba presumir su estilo de vida.

Se le escapó un importante detalle, una de las cosas que más le gustaba hacer era mostrar sus automóviles, grosso error, pues fue así como la policía dio con el paradero de tres autos desaparecidos estaban asegurados con su nombre.

En ese momento el mundo se le vino abajo y no le quedó más remedio que confesar sus crímenes tanto al juez como a su familia.

Sohan Malik/Cavendish Press
Sohan Malik/Cavendish Press

Fue sentenciado a 3 años y cuatro meses de cárcel en la corte de Manchester (Inglaterra), todo esto pasó en el año 2015 y la familia del afectado nunca habló al respecto con la prensa.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.