Lo veo lo leo y me lo creo

Una mujer comienza a gritar en un bus. Y luego algo húmedo y viscoso sale entre sus piernas

A las cuatro de la mañana, la mamá de Ignacia comenzó a sentir las contracciones que anunciaban que la pequeña llegaría al mundo muy pronto. Después de asegurarse que realmente no era una falsa alarma y la mujer si había entrado en trabajo de parto, ella y su esposo se encaminaron al hospital Higueras de Talcahuano, en Concepción, Chile.

A las 8.30 de la mañana la pareja abordo un bus para dirigirse a su destino, pero la niña no estaba dispuesta a esperar y tras una hora de viaje, comenzó el trabajo de parto real.

TVN

Fueron los gritos de la mujer los que alertaron a las demás personas que venían en el bus, quienes de inmediato se levantaron y fueron a tratar de ayudarla en lo que fuese posible.

El padre de Ignacia lo primero que hizo fue pedirle al chofer del bus si podía desviarse a un centro asistencial, cosa que el hombre hizo y cambió su recorrido para acercarse al centro posible más cercano antes que Ignacia naciera.

TVN

Pero no alcanzó a llegar, a 200 metros de llegar a la clínica más cercana la niña nació, pesando tres kilos y 45 gramos.

El bus no tardo en alcanzar el recinto hospitalario, donde enfermeras y doctores atendieron a la mujer de inmediato, asegurándose que la niña estuviera en perfectas condiciones.

El canal de televisión chileno TVN reveló imágenes de la cámara del bus donde se ve a la mujer gritando y a su marido corriendo por el pasillo pidiendo ayuda, así como declaraciones de los testigos y las primeras imágenes de la pequeña Ignacia.

¡Un milagro y momento único!

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.