Lo veo lo leo y me lo creo

Ven cómo maltrata a su hija adoptiva por preferir al “hijo real”. La detienen cuando cruza la línea

En Estados Unidos, hay aproximadamente medio millón de niños que viven bajo el sistema de cuidado de crianza. Las familias que deciden adoptar a estos niños por lo general son maravillosas y no tienen más que las mejores intenciones para ellos. Sin embargo, hay un pequeño grupo que sólo lo hace para tomar el dinero que el estado proporciona para sus cuidados.

En Arizona, viven más de 18 mil niños adoptivos, y sin duda es uno de los estados con los números más altos en el país. Aunque, desafortunadamente, algunas familias se aprovechan del sistema y toman el dinero que el estado les da para hacerse cargo de un niño y lo usan en otras cosas.

Precisamente de esta situación fueron testigos varios clientes del restaurante Sugar Bowl en Scottsdale, Arizona.

Youtube @What Would You Do?

Allí, una familia compuesta por un niño, una niña y una madre entraron para tener lo que sería un “hermoso panorama familiar”, sin embargo todo se arruina cuando comienzan los abusos a la menor.

Resulta que Ángela, la madre biológica de Xavier y madre adoptiva de Emma trata descaradamente mal a la pequeña en comparación a su otro hijo, por eso, la niña decidida a encontrar una justificación, la encara y le pregunta por qué es así.

“Es mi verdadero hijo y tú eres mi hija adoptiva” le dice su madre a Emma. “Solo recibo una cierta cantidad de dinero del gobierno y no voy a gastarlo en ti”. Ángela, que afirma que su único trabajo es criar a sus hijos, llega a prometerle a Xavier un iPad si no le compran a Emma lo que ella quiere.

Youtube @What Would You Do?

Ante tal descaro, los clientes del restaurante comienzan a notar la incomodidad causada por la familia y deciden que lo más lógico es actuar pronto. Pero al momento de involucrarse, reciben una verdad que jamás esperaron.

Aquí puedes ver parte de la situación:

¡Todos eran actores, menos los clientes!

Eso demuestra que aún queda algo de humanidad, pues la mayoría no dudó en defender a la niña.

El proyecto forma parte del experimento social planeado cuidadosamente por What Would You Do (Y tú qué harías?) y ya cuenta con una serie de seguidores en redes sociales.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.