Lo veo lo leo y me lo creo

Aceite de jengibre hecho en casa, dile adiós a los dolores de espalda, garganta, tos, flema, asma y problemas estomacales.

Si eres de las personas que les agrada la medicina natural para curar ciertas enfermedades, el día de hoy te daremos a conocer lo increíble que es el aceite de jengibre.

Al usarlo podrás gozar de sus beneficios de la siguiente manera: tu energía se incrementará al máximo, tu mente tendrá un nuevo aire, al masajear con dos gotas en la zona afectada podrás reducir la artritis y los dolores de espalda, tu sistema circulatorio se verá beneficiado y calmará los dolores de garganta si lo usas con un nebulizador.

Presta mucha atención, ya que te diremos como es que puedes prepararlo desde tu casa y llenarte de sus beneficios.

Cómo preparar el aceite de jengibre casero

Cómo preparar el aceite de jengibre casero

Lo que vas a necesitar es lo siguiente:

Busca jengibre, dos tazas de aceite de oliva, un envase que pueda introducirse al horno y un rallador de queso para poder rallar el jengibre.

Método de preparación:

  • Busca una taza limpia para colocar el jengibre, déjalo en agua por unas dos horas aproximadamente.
  • Agrega el aceite de oliva y colócalo a hervir por dos horas igualmente.
  • Cuela dicha mezcla con un paño, de manera que solo quede el aceite y remover los restos de jengibre.
  • Ponlo en un lugar fresco y seco para que la contextura se mantenga y puedas beberlo.

Los beneficios del aceite de jengibre

Cómo utilizar el jengibre para bajar de peso

El aceite de jengibre posee diversas propiedades pues es analgésico, bactericida, estimulante, expectorante y tónico, etc. Cuenta con un aroma peculiar, fuerte y picante, su color es ámbar oscuro y se caracteriza por gozar de una consistencia viscosa, además proviene de una planta medicinal. Es extraído del jengibre, una hierba usada desde hace miles de años por sus propiedades curativas, de los 115 componentes químicos y variados que se encuentran en la raíz del jengibre provienen sus beneficios terapéuticos, especialmente del gingerol, la resina oleosa de la raíz que actúa como potente antioxidante y antiinflamatorio.

Tan eficiente es que puede curar las infecciones causadas por microorganismos y bacterias, incluyendo las infecciones intestinales, disentería bacteriana e intoxicación alimenticia. También contiene un componente llamado zingibain, el cual es el responsable de las propiedades antiinflamatorias del aceite de jengibre, cuenta con la capacidad de aliviar cualquier tipo de dolores musculares y hasta la migraña, disminuye la cantidad de prostaglandinas en el cuerpo, las mismas relacionadas con el dolor. Por otro lado, fortalece la salud del corazón pues disminuye los niveles de colesterol y coagulación de la sangre, así lo confirmó la Universidad de Maryland, certificando que el aceite de jengibre es capaz de ayudar a tratar enfermedades del corazón, inclusive cuando los vasos sanguíneos se vean bloqueados y generen ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares.

Adicionalmente, llama la atención que también es un afrodisíaco natural, si, tal cual como lo lees, el aceite de jengibre incrementa el deseo sexual porque se encarga de situaciones como la impotencia y la pérdida de la libido.

The post Aceite de jengibre hecho en casa, dile adiós a los dolores de espalda, garganta, tos, flema, asma y problemas estomacales. appeared first on Universo Natural.

Fuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.