Lo veo lo leo y me lo creo

La razón científica por la que te dan ganas de matarlos a todos cuando tienes mucha hambre

Si cuando te da hambre todos tus amigos se mantienen a una distancia segura, porque saben que te pones gruñón y que te dan ganas de pelear con medio mundo, te gustará saber que no es por que estás loco, si no poque existe una razón relacionada con los procesos químicos de tu cuerpo.

Como explican en Gizmodo, el hambre provoca una baja en los niveles de glucosa, y esto activa dos hormonas: el cortisol y la adrenalina. Sin necesidad de conocer mucho de ciencia, podemos saber que ninguna está relacionada con nada muy calmado: nadie se va a hacer un masaje lleno de adrenalina.

El cortisol, a pesar de tener funciones positivas en el organismo, es conocido como la hormona del estrés.

La adrenalina pone al organismo en alerta, por lo que puede llevarte  a reaccionar de manera desproporcionada a la situación.

Estas reacciones son la manera que tiene tu organismo para impulsarte a comer. Por supuesto, la baja en glucosa afecta a distintas personas de diferentes maneras. Para algunos, el efecto es más leve. Según Mirror, el proceso es similar a las bajas en glucosa que experimentan aquellos que han tenido una sesión de ejercicio intensa; donde la mayoría se siente relajado, hay personas que terminan un poco irritadas.

Como no hay excusa para tratar mal a los que te rodean, aunque haya una razón biológica para tu enojo, lo mejor que puedes hacer es comer lo antes posible, aunque sea un pequeño dulce.

¿Qué es lo peor que has hecho por tener hambre?

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.