Lo veo lo leo y me lo creo

La Reina demostró que no tiene nada de plebeya y llegó en helicóptero a visitar a su nuevo nieto

Hace unos días nació el Príncipe Louis, tercer hijo de Kate Middleton y el Príncipe William, quien llega al mundo para convertirse en el quinto en la línea de sucesión al trono y el primer varón en la historia que no remueve a su hermana mayor -sólo por ser mujer-, quedando Charlotte en el lugar que le corresponde.

Y a pesar de que todos conocimos, aunque fuese por fotos y videos a distancia, al nuevo miembro de la familia real solo unas cuantas horas después de que Kate diera a luz, faltaba una persona por conocerlo: su abuela.

Burshell

Por supuesto, él le dirá abuela, pero el resto de nosotros la llamamos Reina Isabel II.

Durante la tarde del primer día de mayo, la Reina Isabel llegó en helicóptero desde el Castillo de Windsor, donde estaba acompañando a su marido el Duque de Edimburgo quien se está recuperando de una operación a la cadera.

Burshell
Burshell

Fueron 40 minutos los que duró el trayecto en helicóptero y después unos cuantos minutos más a bordo de un Range Rover verde para llevarla al Palacio de Kensington, donde viven sus nietos.

Burshell
Burshell

Además, la Reina llegó con un ramo de flores atados con una cinta -asumimos- para Kate Middleton y según medios ingleses, son flores de su jardín en el Castillo de Windsor.

Burshell

Obvio que todas nuestras abuelas llegaron en helicóptero a conocernos 😆 😆 😆

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.