Lo veo lo leo y me lo creo

Tierno lémur le “exige” a dos niños que rasque su lomo

Si eres fan de las cintas animadas, seguramente has tenido la oportunidad de ver Madagascar. Trata de cuatro animales que habitan en el zoológico de Central Park, Nueva York, y después de varias aventuras terminan en la playa del país ubicado en el océano Índico. Allí conocen a Julien, el rey de los lémures.

Este simpático personaje resulta ser demasiado caprichoso y malcriado. Pero si piensas que en la vida real estos tiernos animalitos no son así, te equivocas.

Evolucionaron alejados de todo

lemur chipil

Los lémures son unos mamíferos de cola larga y pelaje lanudo que solo se pueden encontrar en la isla de Madagascar, frente a la costa oriental de África, y en las islas Comoras.

Existen más de 30 especies diferentes y docenas de subespecies de lémures que varían y cambian de tamaño. Actualmente son una de las más amenazadas en el planeta, ya que el 90 por ciento de su hábitat ha sido destruido por el ser humano.

Son muy cariñosos

lemur chipil

Estas hermosas criaturas suelen ser muy sociables. Y aunque pasen la mayor parte del tiempo escondidos en las copas de los árboles, algunos de ellos, como los lémur catta o cola anillada, prefieren ser terrestres y realizar sus actividades en el suelo, exclusivamente durante el día.

Se convirtieron en sus asistentes

lemur chipil

Como este tierno ejemplar que se convirtió en amigo de dos pequeños, pero lo hizo con una razón específica, y es que deseaba que alguien le rascara la espalda. Los amables niños decidieron ayudar y complacer al peludo.

Lo que no sabían era que no podían detenerse hasta que el exigente lémur estuviera satisfecho, así que tuvieron que quedarse a su lado y consentirlo, pues cada vez que intentaban alejarse él seguía exigiendo trato de rey.

Debe ser pariente de Julien

Seguramente este video te sacará una enorme sonrisa, no solo por la gracia del animal al pedir que lo mimen sino por la ternura con que los niños responden a su petición. Así que disfrútalo mucho.

Fuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.