Lo veo lo leo y me lo creo

Tomaba 10 cafés al día y perdió 51 kilos en un año sin ir una vez al gimnasio. Este es su secreto

Cicily Goodwin es una madre de 23 años de New South Wales que hasta julio de 2016 pesaba 128 kilos, era adicta a la comida chatarra y se tomaba 10 cafés al día. Culpaba a otros de sus problemas y estaba en completa negación a que lograría algún día bajar de peso, hasta que comenzó un nuevo estilo de vida y hoy pesa 77 kilos.

Lo que hizo Cicily es mucho más sencillo de lo que crees: Decidió no ir al gimnasio ni dejar de comer totalmente las cosas que le gustaban, sino que cambio su dieta principal basada en comida chatarra a alimentos más naturales y realizó ejercicios en su casa.

DailyMail

“Llegué a un punto donde me convertí en adicta a la comida y todos los días pedía múltiples veces comida para llevar, cosas como KFC o McDonald’s, y una cantidad grosera de gaseosas. También estaba tomando 10 cafés al día, incluso si no era comida basura llenaba mi plato y comía hasta que estuviera satisfecha, incómodamente satisfecha”.

-Cicily Goodwin a DailyMail Australia.

Supplied

Fue durante el embarazo de su segundo hijo que Cecily conoció el grupo online “The Healthy Mummy” (La mamá saludable), al que una amiga la agregó y que tenía una gran reputación de ayudar a mujeres a transformar su cuerpo.

“No lo podía creer porque para mi, que siempre había estado sobrepeso, se sentía imposible poder perderlo”.

-Cicily Goodwin a DailyMail Australia.

Así que probó los consejos de The Healthy Mummy, partió comprando mix de batidos y tomarlos dos veces al día junto con fruta, dejando de lado la comida chatarra, pero llendo con calma: Aún comía chocolate de vez en cuando, por ejemplo.

Supplied

Ahí comenzó a preparar comida más saludable que se asemejara los más posible a las pizzas y hamburguesas que tanto le gustaban comer. En cuanto al ejercicio, partió por algo simple y comenzó a dar caminatas mientras se recuperaba del embarazo, sin forzar su cuerpo.

Supplied

Después comenzó a hacer elongaciones y ejercicios para bajar de peso después de acostar a los niños y de llevarlos al colegio, siempre en el living de su casa y nunca forzándose a cosas que no podía manejar.

De hecho, los primeros 30 kilos de los 51 que finalmente perdió, los hizo exclusivamente a base de una dieta saludable.

Supplied

“Las personas piensan que necesitan cambios drásticos, pero descubrí que esto es mucho más realista y que puedo hacerlo todo en la casa. Soy ahora una mejor versión de mi misma, esa persona no era yo, solo una sombra de quien realmente soy. Se que nunca volveré ahí”.

-Cicily Goodwin a DailyMail Australia.

Supplied

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.